Escleroterapia

La escleroterapia es un tratamiento efectivo contra las venas varicosas y las arañitas. Consiste en inyectar una solución directamente en la vena. Dicha solución hace que la vena cicatrice, forzando a la sangre a canalizarse a través de las venas más sanas. La vena colapsada es absorbida por el tejido local y con el paso del tiempo desaparece.

En el plazo de unas semanas las venas en las que se ha aplicado el tratamiento tienden a desaparecer, aunque a veces puede pasar aproximadamente un mes hasta poder ver el resultado final. En ocasiones se necesitan varios casos de escleroterapia hasta conseguir un resultado optimo.

¿Para quién es adecuada la escleroterapia?

En principio, casi todas las formas de varices, incluidas las venas safenas se pueden tratar. La esclerosis es el método de elección para las pequeñas varices, coloquialmente llamadas “arañas vasculares”. En principio se tiene que descartar la trombosis de vena superficial o profunda. Los/las pacientes tienes que tener actividad de movimiento, tal como un paseo de media hora tras el tratamiento para prevenir la trombosis.

¿Por qué se realiza?

Realizamos frecuentemente la escleroterapia para:

  • Con fines estéticos para mejorar el aspecto de las venas varicosas y arañitas
  • Para mejorar los síntomas tales como el dolor, ardor, hinchazón, calambres

Si esta embarazada o en periodo de lactancia se recomienda posponer dicho tratamiento

Tras un tratamiento de esclerosis

La escleroterapia se realizará en un ambiente ambulatorio. Los/las pacientes deben llevar vendaje de compresión y medias de compresión durante los primeros días, o incluso semanas, dependiendo de las venas tratadas. Durante los primeros días después del tratamiento no se debe participar en ninguna actividad deportiva y se debe evitar los baños, saunas y salones de bronceado.

La escleroterapia se considera un tratamiento seguro. Todo tratamiento puede tener unos efectos secundarios y complicaciones, en raras ocasiones, que pueden ser:

  • Reacciones alérgicas a la sustancia esclerosante
  • Dolor en el lugar de la inyección
  • Irritación del nervio
  • Cambios cutáneos
  • Síntomas similares a las migrañas
  • Trombosis (muy rara vez)

La insuficiencia venosa en sí no se puede curar mediante la cirugía de varices. Los/las pacientes deben seguir usando las prendas de compresión cada día tras el tratamiento para prevenir la aparición de nuevas varices y disfrutar del optimo resultado.

No lo dude, contacte con nosotros, somos su clínica referente en eliminar varices (escleroterapia) en Benidorm, Alicante.

Contacta con Nosotros





Abrir chat