Efectos psicológicos de la alopecia. ¿Cómo combatirlos?